La (Pre) Academia de Innovación de Google

Una de los aspectos más interesantes de la Academia es que no comienza el día oficial, sino que las actividades comienzan prácticamente el día siguiente al anuncio de que has sido seleccionado para participar. En mi caso, la Academia se desarrolló durante 3 días (el 4, 5 y 6 de octubre) pero recibí un correo felicitándome por haber sido elegida el 31 de agosto, lo cual nos quedó un mes para prepararnos.

Screen Shot 2017-12-01 at 8.03.41 PM

Después de ese correo que te deja helada, se desencadena una serie de actividades que van dando un pequeño adelanto a los asistentes de lo que se va a suceder en la Academia, pero quizás más importante, es que presenta al grupo de innovadores y los coaches, y comienza así una relación que va durar en el tiempo. Si nos ponemos a pensar que en general a la Academia asisten personas de diferentes ciudades, son actividades no sólo interesantes sino también necesarias, ya que no se puede formar un grupo fuerte en tan sólo 3 días de academia presencial. Y si a esto le sumamos que la academia de Suecia, es decir SWE17, fue la más diversa geográficamente de todas las ediciones, con más de 20 países representados, entonces actividades como estas eran vitales.

¿Cómo se genera esta sensación de pertenencia en un grupo de 37 educadores de diferentes partes del mundo, con culturas e idiomas tan diversos? Los pones a trabajar juntos. Tan pronto como recibimos la confirmación, comenzamos a recibir una serie de pistas, al principio sin sentido. Sin embargo, al estar conectados en un grupo de Hangouts y compartirlas, descubrimos que se trataba de un juego de ajedrez. Cada uno de nosotros tenía una pieza clave que nos permitía hacer una jugada de ajedrez y así descubrir una URL que nos daría más información. Comunicación, pensamiento crítico, colaboración, creatividad. Sin estas habilidades, nunca hubiésemos podido resolverlo. Trabajamos con documentos y carpetas compartidas, y nos comunicamos a través de Hangouts y Grupos para resolver un acertijo, pero lo más importante es que estábamos creando una comunidad. Y es ésta una de las enseñanzas más valiosas que me llevo de la academia.

Además de trabajar en equipo los 37, también trabajamos de a pares para reflexionar sobre nuestra visión de proyecto y comenzar con el proceso de design thinking, incluso antes de poner un pie en Suecia. Cada uno de nosotros fue asignado un compañero para trabajar de a pares. Debíamos analizar su vision deck (su Presentación de Google) y escribir 5 preguntas. Con cada pregunta y repregunta, podíamos ver a nuestro proyecto bajo otra luz y recibir un feedback que quizás hasta el momento no habíamos podido recibir. Mi “vision deck buddy” fue Jason Pang , de Hong Kong, quien aportó muchos valoraciones que no había considerado hasta el momento.

Uno de los momentos más entretenidos de la “pre-academia” fue cuando pudimos finalmente poner una cara a todos esos nombres que veíamos en el Hangout o en el documento compartido donde tratábamos de resolver el juego de ajedrez. Ese momento llegó con un YouTube Live donde los 37, junto con los coaches y los organizadores pudimos presentarnos y saludarnos antes de nuestro viaje. Algunos desde sus clases comenzando el día, otros a punto de irse a dormir por la diferencia horaria, pero todos haciendo una breve presentación de quiénes éramos.

Y fue así como nos preparamos para compartir 3 días en Estocolmo.

#moresoon #maspronto

Advertisements

La Academia de Innovación de Google

La RAE define la acción de procrastinar como “diferir, aplazar.” Teniendo en cuenta que ya pasaron 50 días desde mi regreso de la Academia de innovación de Google en Estocolmo, estaría en condiciones de admitir que el término procrastinación peca de insuficiente. Así que hoy, con el propósito de refleccionar sobre una de las experiencias más enriquecedoras profesionalmente que he tenido hasta ahora, creo este post, que será el primero de una serie de entradas dedicadas a lo que aprendí en 3 días en Suecia.

Otra de las principales razones por la cual decidí escribir esta serie de posts es para contestar algunas de las dudas que diferentes miembros de mi PLN me han hecho respecto del proceso de inscripción y sobre la Academia en sí. La informacion en castellano, al menos de primera mano, es escasa y genera un velo de misterio innecesario.

¿Qué es la Academia de innovación de Google o el “Google for Education Certified Innovator Program”?

Desde hace ya 10 años que Google ha apostado por este tipo de eventos y, como es de esperar, en este tiempo ha pasado por numerosos cambios.  En síntesis, se trata de un programa en el que se trabaja sobre un proyecto personal pero con impacto global a través de diferentes técnicas, en mi caso a través de design thinking. Fueron 3 días muy intensos de trabajo, aunque sorprendentemente, tan bien organizados que no se sintieron así. No es necesario ser docente aunque, obviamente, hay que estar ligado al mundo de la educación para ser admitido al programa.

En el proceso de presentación de la solicitud, uno se compromete a trabajar sobre el proyecto presentado durante 12 meses y a entregar un producto terminado al finalizar ese tiempo. Al finalizar el programa, uno forma parte de una comunidad global de innovadores y recibe una insignia que reconoce su nuevo status.

Innovator Official Badge

¿Cómo se accede al programa?

Nuevamente, los requisitos fueron adaptándose a los diferentes cambios por los que pasó la Academia. No estaría aportando mucho haciendo un listado de lo que se debe presentar para poder contarse entre los seleccionados, ya que la página oficial del programa es bastante clara. Sin embargo, a título personal comparto algunos consejos, tanto personales como de mis compañeros de Academia.

*Revisar, revisar, revisar. Parece obvio, pero la solicitud no siempre cumple con los requisitos. En mi caso, en mi primer intento no reparé en la certificación de nivel 2, ya que era una nueva condición de esa cohorte. Conozco gente que también perdió la oportunidad por no confirmar la fecha (y hora) límite de entrega (y su huso horario) o que no compartió sus presentaciones con la visión de proyecto con los permisos adecuados. Y podría citar más ejemplos.

*Comparar. Es difícil no caer en la tentación de ver qué proyectos presentaron otros candidatos. Es un arma de doble filo. Por un lado, es útil en la medida de que nos da una idea general de “qué están buscando” cuando eligen un proyecto, pero esto no siempre es así. Una de las cosas que más me sorprendió de mis 36 compañeros es que cada uno tenía un proyecto completamente distinto. Así, es imposible “descifrar” el algoritmo que la gente de Google for Edu utiliza para filtrar proyectos. De nuevo, a modo de título personal mi conclusión es la siguiente: cuando la pasión es grande, es difícil de ocultarla y creo que al final del día eso es lo que están buscando. Profesionales apasionados por lo que hacen y comprometidos con una visión (que luego puede llegar a cambiar. Ya escribiré sobre esto) No se tiene que presentar un proyecto que vaya a curar el hambre en el mundo, por más loable y necesario que ser. La idea original puede ser tan sencilla como intentar resolver un problema concreto del colegio en el que trabajo, cuya solución luego puede ser aplicada y replicada en otros centros. Habiendo dicho eso, si la intriga es demasiada, aquí hay un directorio de proyectos seleccionados.

*Encontrá tu erizo. Puede sonar un poco extraño, pero prometo que tiene sentido y está íntimamente relacionado con el punto anterior. El “concepto del erizo” es una idea que surge del libro Good to Great de Jim Collins, basado en la fábula del zorro y el erizo. Mientras que el zorro conoce mil y una maneras de engañar a cazadores, el erizo sólo tiene una. El zorro conoce muchas cosas, pero el erizo es muy bueno en una. Hablando con mis compañeros de Academia, muchos habían pasado horas mirando vídeos de solicitudes, algunas seleccionadas y otras no, y lo único que habían conseguido era aumentar el nivel de ansiedad y perder la fe en el proyecto propio. Cada uno tiene una visión única e irrepetible, que no debería “corromperse” ni desanimarnos a la hora de presentar nuestro proyecto.

*No se trata de la tecnología. Esta es una de las frases que más sorpresa genera cuando hablo de la Academia. De la misma manera que no incorporamos (o no deberíamos incorporar) tecnología en nuestras clases como fin sino como un medio para enriquecerlas, tampoco nuestros proyectos tienen que tener un fin tecnológico. Es cierto, algunos de los proyectos presentados tenían como columna vertebral algún componente digital: una app, un sitio web, una extensión. Pero muchos otros, como el mío, tienen que ver más bien con un cambio de cultura, que puede ser llevado a cabo a través de eventos o experiencias como la Academia.

En los próximos posts, escribiré sobre las actividades previas a la Academia, cada una de las sesiones y mi proyecto de innovación.

#moresoon #maspronto

 

Google Expeditions en el aula

El pasado 23 de septiembre tuve la oportunidad de dar dos talleres sobre el uso de la realidad virtual en el aula, específicamente, sobre Google Expeditions, en los tiempos de acción que el congreso ofrecía a los asistentes.

IMG_3160

Ambos talleres de 45 minutos contaban con un aforo de 25 asistentes y sólo disponía de  12 gafas. Esto es una realidad con la que muchos profes se encuentran a la hora de integrar esta tecnología en sus clases: no cuentan con la cantidad suficiente de gafas o móviles para llevar a cabo una experiencia 1:1. Algunos eligen dividir al alumnado en dos o tres grandes grupos para que se turnen para utilizar los dispositivos, pero personalmente, prefiero utilizar otras técnicas. La mitad de la clase no tiene por qué esperar expectantes mientras el resto disfruta de una expedición.

Screen Shot 2017-10-23 at 10.38.27 PM

 Una alternativa interesante es trabajar por parejas en una actividad en donde uno de los integrantes es el explorador y debe comunicar a su compañero qué imágenes está viendo para que juntos adivinen de qué lugar se trata.
Es una actividad sencilla, pero fomenta la escucha activa, el pensamiento crítico, la comunicación, especialmente si se trabaja en una lengua extranjera.

Screen Shot 2017-10-23 at 10.38.40 PM

Las más de 700 expediciones* con las que cuenta la aplicación de Google Expeditions permiten que nuestros alumnos visiten lugares exóticos como la muralla china, el espacio exterior, el interior del cuerpo humano y mucho más. Lo interesante es que el material que presenta puede ser utilizado en cualquier asignatura. Basta con tener creatividad y adaptar estos contenidos al curriculum.

¿Qué se necesita para realizar una expedición? Sólo 3 elementos. Un móvil, un par de gafas y la aplicación de Expeditions. Esta última es gratuita y puede descargarse tanto del App Store como del Play Store.  No es necesario invertir en gafas costosas. Si bien es cierto que estas probablemente sean más durables que unas de cartón, podemos construir un par con nuestros alumnos. Las instrucciones con el paso a paso y las dimensiones estan aquí.

Un proyecto interesante que Google lanzará pronto es la incorporación de la realidad aumentada en las expediciones. En este vídeo, se puede ver un adelanto:

¿Por qué usar realidad virtual en el aula?

Todo docente busca crear experiencias de aprendizaje significativos para sus alumnos y la realidad virtual puede resultar una herramienta de gran ayuda. La inmersión que se logra con este tipo de experiencias es difícil de replicar con otros métodos. La relación que construye el alumno con el objeto de aprendizaje es singular; la frontera sujeto-objeto se disminuye al mínimo posible. Además, se produce un salto cualitativo a la hora de explicar conceptos abstractos o difíciles de comprender. El aumento en la motivación es uno de los subproductos más interesantes a la hora de adoptar una tecnología como esta.

El rol del alumno es esencialmente activo. Se involucra de una manera completamente distinta porque está literalmente inmerso en el aprendizaje. Con herramientas como esta, tener el mundo al alcance de la mano, o de las gafas en este caso, es más cierto que nunca.

*consultado el 25 de septiembre de 2017. Las expediciones se actualizan constantemente y este número cambiará pronto.

A few lessons from Alice Keeler

No matter how long you have been doing something, there’s always (always!) room for improvement. I’ve said it time and time again: the best PD I’ve got came from my colleagues, those teachers filled with passion that know exactly what it’s like to be in the classroom. Those colleagues have taught me about classroom management, ed tech, pedagogy, decoration, you name it. And the beauty of today’s world is that these connections do not need to be restricted to a physical location. With social networks like Twitter, Google+ and countless more, you can learn, get inspiration or simply vent with teachers across the globe.

Last week, I got to meet Alice Keeler, one of those colleagues that’s been teaching and inspiring me virtually and let me tell you, it did not disappoint. She had been invited to Spain by the awesome folks from Texthelp and AdditioApp. There’s a special feeling about actually meeting someone you’ve been following online for a while. A mixture of fangirling while humanizing them at the same time. Her keynote was focused mainly on Google Classroom, which she knows inside out. And even though I’ve been using the app since it came out, I left the event with quite a few ideas buzzing in my head. When she was introduced, she was described as a sort of “volcano” in education, which could not have been more fitting. Bursting with energy, she went through her one-hour keynote/class demo and dropped quite a few “edu bombs” along the way. I tweeted them live but here’s a few of them that have stuck with me all week.

File_000File_001File_002

 

Were they new concepts, things I’ve never thought of or heard before? Absolutely not. Do we need to be reminded of them on a regular basis? Absolutely yes! What with grading, and planning, and parents’ meetings, and trying to keep up with the curriculum, we must not lose sight of the real aim.

Innobar, o cómo la formación docente se puede hacer con una cerveza en la mano

Tenía la intención de escribir este post hace tiempo, pero me estaría quedando corta si dijera que este fin de año lectivo fue movido. Tengo las canas verdes que lo prueban.

Tuve el placer de ser invitada al Innobar de Barcelona del pasado junio. Todo empezó con un Tweet misterioso de @focdencenalls que me invitaba a una “iniciativa organizada por profes”. Las frases “píldoras educativas” y “cervezas gratis” estaban en la misma oración, lo cual añadía aún más misterio a toda la situación. Unos pocos minutos de Google me explicaron por qué. Innobar se basa en la siguiente premisa: 50 Docentes + 10 píldoras + 1 Cerveza. Es así de fácil: varios profes se juntan en un bar, diez de ellos comparten alguna actividad que haya sido exitosa en el aula y todos aprenden cerveza gratis en mano.

fullsizeoutput_1380

La cita fue el sábado 17 de junio a las 18 hs. Decir que aprendí poco sería una injusticia. Sí, es cierto, tiene un formato más que curioso, pero es justamente lo que le da ese encanto particular y descontracturado que las formaciones tradicionales docentes no tienen. Pero lo que probablemente sea la mejor característica del Innobar es que es una formación entre pares que comparten buenas prácticas con sus colegas. Actividades que funcionaron, que son innovadoras y creativas, y que se pueden replicar en otras clases.

IMG_1881

La particularidad de este Innobar, cuyo formato tiene un éxito bastante envidiable con varias ediciones en diferentes ciudades, es que contó con la presencia de un grupo de 3 alumnos que compartieron una píldora. Porque también podemos aprender de nuestros alumnos, y mucho.

IMG_1883

No quisiera que este detalle pase por alto. Es admirable que un alumno de 15 años se pare frente a un grupo de 50 profesores a compartir una experiencia de aula. Los chicos tomaron un juego de cartas de estrategia y lo convirtieron en una actividad para repasar la guerra fría.

IMG_1884

En mi presentación, hablé de unos de mis temas preferidos, conectar aulas. Mi presentación está colgada aquí.